sábado, 28 de abril de 2018

Roman J. Israel, Esq.

El director y guionista de la brillante Nightcrawler nos vuelve a sumergir en una historia que gira alrededor de la compleja personalidad de su protagonista, esta vez encarnado por un camaleónico y como siempre soberbio Denzel Washington, quien merece cada una de las nominaciones y premios que recibió por este elaborado papel. En cuanto al guión, que toca temas como la realización personal o la crítica al sistema judicial americano, resulta parcialmente verosímil, e incluso podría "colar" como basado en hechos reales si no fuera porque una vez sobrepasado el ecuador de la película, todo se vuelve un tanto incongruente. Aún así, sin ser un largometraje redondo sobre un subgénero bastante manido y farragoso como la abogacía, resulta entretenido y estimulante en su conjunto. 

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!