miércoles, 21 de febrero de 2018

Yo, Tonya

La polémica patinadora Tonya Harding, poco conocida en nuestro país pero de gran fama en Estados Unidos, es desmenuzada en esta comedia con tintes dramáticos, que nos cuenta como creció desde su "tierna" infancia hasta un desafortunado "incidente", que por la estupidez de sus personajes e inutilidad en la ejecución, nos recordará en muchos momentos al costumbrismo de Fargo. Cada uno de los personajes que aparece en la película, además de estar bien caracterizados física e interpretativamente, caen verdaderamente mal, lo cual es un aliciente para que la historia, pese a sus dos horas de duración, nos enganche aunque solo sea por puro morbo, además de asombrarnos por el egoísmo y la ignorancia de un sinfín de paletos, o mejor dicho, white trash, que aunque cueste creer, existieron realmente.

Mi puntuación: 7/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!