miércoles, 6 de diciembre de 2017

La entrega

Con Tom Hardy y James Gandolfini, en su última interpretación, nada puede salir mal si además se cuenta con una buena historia y sabes contarla. Turbia y dialogada, compleja y contenida, pero a la vez dura y explosiva, todo en cien minutos de thriller manejado con pulso firme, con un entramado más sugerido que evidenciado. Por este motivo no es de fácil digestión, como las buenas películas de cine negro, y deja un poso agridulce mezcla de pesimismo y esperanza muy propio del género. Irregular en su parte central, brillante en su inicio y tajante en el desenlace, no es por tanto perfecta y si un notable alto.

Puntuación @tomgut65: 8/10

                                                                                                     

4 comentarios:

  1. ¡Qué buena es! Me sorprendió gratamente. James y Tom, están de diez.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. La vi de casualidad en un viaje en autobús y me sorprendió mucho. Claro que el casting ayuda bastante. Siempre me han gustado los personajes que intentan evitarlo pero acaban sucumbiendo a su propio naturaleza. Una película para recomendar, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Silvia, sin duda el reparto sube la calidad de una película que merecería más atención de la que recibió en su estreno. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!