lunes, 16 de enero de 2017

La tortuga roja

Concisa, poética y muda, tres palabras que definen a la perfección esta joya del cine animado que derrocha belleza a nivel visual para abordar de un modo sencillo temas ciertamente complejos. A pesar de contener algunos simbolismos que se les pueden escapar a los más pequeños, e incluso a los adultos, la idea base y el mensaje implícito calan con facilidad, siendo el punto de partida perfecto para iniciar un debate sobre quienes somos, qué hacemos y cual es nuestra función en este mundo. Una hipnótica experiencia cinematográfica que se ve en un santiamén pero que deja un sedimento imperecedero.

Mi puntuación: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!