lunes, 30 de enero de 2017

Florence Foster Jenkins

Vigésima nominación a un Óscar para Meryl Streep, algo cogida por los pelos, y trigésima a los Globos de Oro por mejor actriz de comedia, la cual sí es justa, por esta película ciertamente discreta que resulta amena por la inocencia y credulidad de su protagonista, aunque estas cualidades pueden llegar a sacar de quicio en ciertos momentos. Pero quienes destacan especialmente son sus compañeros masculinos de escena, con una Hugh Grant demostrando que aún no está acabado, y Simon Helberg intentando alejarse de su archiconocido papel de Wolowitz en "The Big Bang Theory", lo cual consigue con creces. En definitiva, una verídica y curiosa historia, contada de un modo correcto, formal y demasiado funcional. 

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!