miércoles, 23 de noviembre de 2016

Vinieron de dentro de...

Un inicio muy titubeante marca este largometraje del director David Cronenberg que desprende un aroma de serie B debido a unos discretos efectos especiales, unas indolentes actuaciones, un ritmo narrativo con multitud de altibajos y desnudos femeninos a cuento de nada. Pero si superamos estos defectos, o cualidades según se mire, y aguantamos hasta que empieza el descontrol, podremos asistir a una ferviente crítica social apocalíptica de consecuencias orgiásticas inspirada en clásicos del género y que asimismo ha servido de inspiración a multitud de películas posteriores. Una obra que provoca un sentimiento de amor/odio en el que es difícil decantarse. 

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!