sábado, 28 de mayo de 2016

Un hombre lobo americano en Londres

Convertida en un clásico del cine de terror casi desde el momento de su estreno, supuso a su vez un enorme avance en los efectos especiales y de maquillaje gracias a las genialidades técnicas del gran Rick Baker. Su director John Landis, en aquellos años aún prometedor e iconoclasta, supo reformular el género al apostar sin complejos por la conjunción del horror y la comedia de un modo novedoso y realista, por así decirlo. No encontraremos un elaborado guión, ni la aparición de actores especialmente destacables, pero cualquier tipo de espectador, no solo el friki, pasará noventa y siete minutos francamente divertidos.

Puntuación @tomgu65: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!