martes, 9 de febrero de 2016

Carol

Aunque la película tenga el título del personaje interpretado por la siempre magnífica Cate Blanchett, es Rooney Mara quien brilla con más fuerza robándole con merecimiento, parte del protagonismo. De todos modos, sin ellas dos al frente, la historia perdería empaque, y la película pasaría desapercibida entre otras que hablan de la homosexualidad, un tema recurrente en la filmografía del director, que en este caso aborda con clase y buen gusto. Al final, lo que nos queda es un correcto drama sobre el amor, y ante todo, sobre el coraje necesario para hacerle caso a los designios de tu corazón.

Mi puntuación: 6/10




4 comentarios:

  1. A mí me decepcionó mucho. Con estas dos bestias de la interpretación podría haber hecho algo grandioso y como tú dices, sin ellas, perdería, es más ni nos interesaría. Se queda en algo muy formal, mucha calma... Me esperaba mucho más.
    Lori (@Jeanne_duval)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creía que sería mucho mejor. Historia normalista que tira de las dos actrices. Un saludo enorme compi ;)

      Eliminar
  2. Vaya... ¿Me paso por el cine o no hace falta? xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustsn mucho ellas dos no te la pierdas pero es de esas que se puede ver en casa perfectamente :)

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!