miércoles, 6 de agosto de 2014

Tener y no tener

Similar en argumento y contexto histórico a Casablanca, pero inferior a la obra maestra de Michael Curtiz, mantiene un aura mítica por varios motivos. Primero, durante el rodaje se conocieron Bogart y la debutante Bacall que acabaron casándose formando un dúo carismático dentro y fuera de la pantalla. Además de un guión de William Faulkner, a partir de la novela de Hemingway, destacable por sus brillantes diálogos con frases que han entrado en la historia del cine y un Walter Brennan magnífico como siempre. Pero una historia carente de fuerza y repleta de tópicos junto a la frialdad de la realización no benefician al resultado final. Obra sobrevalorada pero no por ello desdeñable en la que las virtudes superan por mucho a los defectos.

Puntuación @tomgut65: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!