miércoles, 14 de mayo de 2014

Sígueme el rollo

Algunas veces se intenta hacer una buena película y no sale bien. En otras no se pretende hacer y se consigue. Pero en este caso ni se ha intentado y ni mucho menos se ha conseguido. Argumento y dirección inexistentes, diálogos absurdos y actores pésimos, destacando a los repelentes niños y salvando levemente a una Jennifer Aniston que pone un poco de decencia en este despropósito. Al menos te saca algunas risas en momentos concretos y es ideal para las parejas que quieran ver cualquier cosa sin hacerle mucho caso a lo que tienen delante.

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!