lunes, 26 de mayo de 2014

La cuarta fase

Hay dos maneras de ver esta película. La primera es sin saber lo que te vas a encontrar disfrutándola desde la ignorancia, entonces se puede conseguir una experiencia bastante acongojante y estremecedora en momentos puntuales. La segunda es con conocimiento de causa, aunque no es recomendable, ya que se hacen evidentes sus carencias y la poca calidad que la rodea en muchos de sus aspectos. En conclusión se le puede dar un notable en cuanto a puesta en escena y artificio pero un suspenso como largometraje de terror que no aporta nada más allá de la simple manipulación. Que cada cual la vea del modo que prefiera y después valore.

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!