jueves, 3 de abril de 2014

El último Boy Scout

Para mi es sin lugar a dudas la obra cumbre del director Tony Scott gracias a unos diálogos cargados de humor y mala leche y sobre todo a un Bruce Willis que lo borda en su papel habitual, el de listillo y duro agente de la ley acabado, es decir, John McClane con otro nombre. Drogas, armas, explosiones, corrupción, fútbol americano, frases ingeniosas, chulería suprema, malos muy malos y malos muy tontos, son algunos de los ingredientes que conforman uno de los mejores thrillers de acción de los noventa que siempre apetece ver pasen los años que pasen. 

Mi puntuación: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!