jueves, 20 de marzo de 2014

Una vida en tres días

El director Jason Reitman nos presenta por primera vez en su carrera un drama puro y duro pero al igual que en sus anteriores trabajos se centra totalmente en desarrollar los sentimientos y motivaciones de sus protagonistas. A pesar de un inicio titubeante, conforme profundizan en los personajes y los vamos conociendo mejor la película va ganando interés hasta llegar a un clímax firme y convincente. Esto no sería posible sin la gran labor del dúo protagonista cuyo talento interpretativo es suficiente para sostener el peso de una trama romántica algo típica pero muy bien ejecutada.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!