jueves, 27 de marzo de 2014

Moon

Dirigida a un público específico, puede parecer demasiado fantasiosa e inverosímil, pero para aficionados como yo a la ciencia ficción es una delicia poder disfrutar de películas con ideas capaces de sorprenderte. Esto es debido a su original historia, cuidadosa con cada detalle, que aporta nueva información continuamente sin buscar el giro argumental fácil pero que mantiene la dosis justa de misterio en todo momento. Además Sam Rockwell consigue una notable actuación adaptándose a los requerimientos de su personaje y cambiando su personalidad y estilo interpretativo según lo requiera cada situación. El resultado fue su elección como mejor película, actor, guión y diseño de producción en Sitges 2009 con total merecimiento.

Mi puntuación: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!