domingo, 24 de noviembre de 2019

E.T. el extraterrestre

El mejor Spielberg, el de siglo veinte, nos dejó esta preciosa película que marcó la infancia de mucha gente, que una vez crecidos, han sabido ver más allá de las imágenes para captar su mensaje tierno y esperanzador. Aunque además de aventura y diversión, que las hay y en grandes cantidades, lo que también tiene este largometraje de ciencia ficción es un poquito de crueldad desmedida que nos hace sufrir lo impensable para que a base de empalagamiento sentimental se nos pongan los pelillos de punta en modo permanente hasta el desenlace. Y lo más sorprendente, aparte de que unos niños actúen de forma lógica y no resulten cargantes, es que podamos llegar a empatizar tantísimo con una boñiga andante alienígena que ha robado el corazón a generaciones pasadas, y que seguirá haciéndolo a las que están por venir. 

Mi puntuación: 9/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!