miércoles, 18 de abril de 2018

The Walking Dead (8ª Temporada)

Confirmado una vez más que esta serie no va de zombies, ya que pocas veces se acuerdan de ellos en las tramas, sino de sobrevivir a los diferentes psicópatas que pululan por el mundo, y esta octava entrega "cierra" el enfrentamiento contra el más cruento de todos, Negan y sus Salvadores En realidad, a lo que hemos asistido durante dieciséis capítulos, que podrían funcionar como uno solo si al menos funcionaran por separado, es al alargadísimo desenlace de un duelo final que debería haberse finiquitado en la anterior temporada, y que habiendo durado solo unos días en la ficción, se ha hecho eterno mientras lo presenciábamos.

Aún así, ha habido algún giro dramático y alentador dentro de una historia que se ha dedicado a hacer divagar a sus personajes, física y emocionalmente, y que por fortuna ha sabido tener un cierre digno, aunque menos sangriento de lo que muchos esperaban. Por lo que parece la novena temporada cambiará de rumbo dejando atrás todo lo contado hasta ahora, así que cobra vida la esperanza de que los muertos "andantes" vuelvan a importar y podamos ver algo mínimamente decente, coherente y por favor, más entretenido. 

Mi puntuación: 4/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!