miércoles, 22 de marzo de 2017

Un hombre llamado Ove

El típico viejo gruñón de buen corazón es deconstruido en esta comedia sueca que mediante flashbacks profundiza en las motivaciones y el pasado de su anciano protagonista mientras nos brinda algunas alentadoras lecciones vitales. Estos inspiradores mensajes nos llegan mediante una inofensiva mezcla de humor blanco y negro, enfatizadas por la excelente actuación de Rolf Lassgård, que con su impertérrita seriedad consigue sonsacarnos una buena cantidad de risas. Una película sencilla que entretiene sin problema y que conmueve sin pretenderlo.

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!