martes, 12 de julio de 2016

Landmine goes click

Personas seriamente perturbadas por doquier es lo que vemos en esta película georgiana que nos pondrá de los nervios continuamente debido, en primer lugar, a una alta dosis de sadismo, y también por asistir atónitos a ciertas reacciones y decisiones que nosotros no tomaríamos, o quizás sí... Más allá de lo creíble que pueda resultar, es un hecho que sabe mantener la intriga y entretener a base de juegos macabros, que no desbordan originalidad, pero que al menos saben captar nuestra atención sin aburrir en ningún momento, y lo más importante, la trama va de menos a más culminando en un desenlace que no decepcionará a nadie. 

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!