miércoles, 11 de febrero de 2015

Siempre Alice

Julianne Moore está esplendida en un papel diseñado para conseguir premios dentro de un largometraje en el que un reparto mal elegido no está a la altura de un drama de estas características. La evolución de los personajes se antoja demasiado forzada, y aunque se agradece que no hurguen en la enfermedad, el hecho de ser un caso tan especial en una familia de clase tan alta también dificulta que el espectador empatice todo lo que cabría esperar. Una realización correcta sin alardes y una historia simplemente bien contada no son suficientes para darle la relevancia que merece un tema de tanta magnitud.

Mi puntuación: 5/10

































Otras reseñas de "El Club del Cinéfilo"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!