jueves, 25 de mayo de 2017

Cuartas partes pueden ser buenas

Se dice que segundas partes no suelen ser buenas ni superan la primera, con honrosas excepciones como El Padrino o Terminator, y que terceras son un despropósito, aunque se han dado casos de mantener o incluso subir el nivel de la saga como con Indiana Jones, Jungla de cristal y El retorno del rey. De hecho algunas sagas, que en sus terceras entregas salvaron los muebles por los pelos, como en los casos de Piratas del Caribe, Alien o Terminator, tocaron fondo en sus cuartas partes, siendo en estos casos las peores con diferencia de cada cuadrilogía.

Por esta razón hemos decidido asumir un reto complicado, encontrar cuartas partes, que aunque no superen en calidad a sus antecesoras, al menos sean decentes, e incluso puedan ser considerards buenas películas. Os dejamos diez ejemplos, ordenados por orden cronológico, si clicáis en el título de cada película podréis acceder a su mini crítica o a su ficha de Sensacine.



Once años después de "El nuevo caso del inspector Clouseau", Blake Edwards volvía a dirigir una película de la pantera rosa tras el fiasco que supuso "El rey del peligro", tercera parte con otro actor protagonista y otro director a los mandos. Aunque esta cuarta no mejore las dos insuperables primeras partes, sin duda mantiene el buen nivel de estas en cuanto a diversión y risas se refiere, y mejora con creces su antecesora. Además sirvió para relanzar la franquicia que llegó a alcanzar la nada desdeñable cifra de nueve entregas, ocho de ellas dirigidas por Edwards, y en seis con el genuino Peter Sellers al frente.



Rocky IV (1985)

Sylvester es mucho Stallone y Rocky aún más, y si con la primera película consiguió mostrarnos una épica batalla que ganó tres Oscars, incluidos mejor película y director, la saga se fue deshinchando con el paso de los años, y aunque en calidad no remontara en esta cuarta entrega, sí que marcó a muchos de nosotros debido a la infinidad de veces que la pusieron por televisión. mitificando la figura de su rival Ivan Drago, y exacerbando el espíritu patriótico americano hasta niveles insospechados. Quizá no sea mejor que la primera, la segunda e incluso que las dos últimas, pero sin duda mejora su antecesora y sobre todo la peor de todas, la prescindible e infame quinta parte.




Los acontecimientos de la segunda parte no se cerraron hasta esta cuarta en la que los miembros del Enterprise viajan a nuestra época en una de las películas más graciosas y distendidas de la saga original. Sin duda hay películas mejores en el universo trekkie, pero también peores, y esta entrega se sitúa en un punto medio en el que puede gustar tanto a fans como a neófitos. Su secuela no tuvo tanta suerte, siendo la peor de las seis que se rodaron con la tripulación original, y demostrando que, si es difícil encontrar cuartas partes buenas, encontrar quintas es casi misión imposible.



Harry Potter y el cáliz de fuego (2005)

Para muchos, la primera y la última película de esta mágica saga son las mejores, aunque la tercera entrega, "El prisionero de Azkaban" podría disputarse este honor. Sea como sea los ocho largometrajes que se realizaron de este inmenso universo a lo largo de más de una década han gozado de un nivel constante de calidad y entretenimiento que ha hecho las delicias de los fans de los libros, y la cuarta parte no fue una excepción, siendo incluso mejor que la segunda y que sus correspondientes secuelas, y una de las más divertidas de todas con torneos de Quidditch y de magia incluidos y con nuevos misterios por resolver.



La jungla 4.0 (2007)

Las expectativas no eran muy altas en esta nueva entrega de las aventuras de John McClane, que por suerte nos había sorprendido gratamente con una tercera parte realmente buena y que no defraudó doce años después con un Bruce Willis algo ajado pero en plenitud de facultades satíricas. Es un hecho que de las cuatro primeras, ésta es la más floja, pero es que el listón estaba muy alto y que simplemente nos brinden una nueva aventura sin pretensiones, bien realizada y aun más entretenida, ya es más que suficiente. Con la quinta mejor corramos un tupido velo.



John Rambo (Rambo IV) (2008)

El incansable Stallone no se rinde, y tras Rocky, quiso seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro resucitando otra saga que le dio la fama, veinte años después de una infumable tercera parte que dilapidó todo el mensaje pacifista de la excelente "Acorralado". En esta ocasión Rambo intenta alejarse de la guerra y la destrucción viviendo de forma zen y tranquila, pero no tiene más remedio que empezar a reventar cabezas a balazos y destripar personas a base de bombas. La verdad que era fácil mejorar su predecesora, y lo consigue sin duda, pero está claro que es una película prescindible y que el resultado final sólo se podría calificar como aceptable, algo es algo.




Una franquicia de acción trepidante que parece no tener fin y con la que no podemos ser muy imparciales, ya que nos encantan cada una de sus entregas, incluso la segunda, considerada la peor hasta el momento. Como podéis ver en este especial donde resumimos todas las películas, no hemos suspendido ninguna de ellas, siendo la nota más baja un seis, misma puntuación que tiene esta cuarta parte que mantiene la buena dinámica de entretenimiento constante y protagonismo absoluto para Tom Cruise. Objetiva y popularmente la primera es la mejor, pero ésta tendría muchas opciones de llevarse la medalla de plata.



Jurassic World (2015)

Casi era necesario hacer esta cuarta parte para reparar el daño que hicieron a la mítica película original del noventa y tres, sus dos pésimas secuelas con las que esta antediluviana saga había tocado fondo. Y por suerte mejora las dos anteriores haciendo una especie de refrito, no tan impactante como la primera de Spielberg, pero eficaz y muy espectacular. El claro ejemplo de que segunda partes no son buenas, terceras menos aún, pero no hay que perder la esperanza, y quizá la cuarta nos sorprenda y ofrezca algo interesante como el caso que nos ocupa. Con la quinta ya varemos que pasa.



Spectre (2015)

En este caso podríamos considerar esta película la vigésimocuarta de la saga James Bond que empezó en mil novecientos sesenta y dos con "Agente 007 contra el Dr. No", y la cuarta parta canónica debería ser "Operación Trueno", una de las más flojas con Sean Connery al frente, la cual no sería un buen ejemplo para este especial. Pero con el medio reinicio que supuso el fichaje de Daniel Craig empezó una nueva línea argumental que le otorgó al popular agente inglés un tono más realista y oscuro que culminó en esta entrega. Otro caso más en el que la cuarta parte supera, para la gran mayoría la segunda, y para muchos, incluidos nosotros, la tercera, Skyfall.




Tercera cuarta parte que nos llegó en el año dos mil quince, y sin duda la mejor de todas, subiendo el nivel de las dos anteriores películas de Mad Max y convirtiéndose en una de las triunfadoras de los Oscars y de los Blogos de Oro. El director George Miller demuestra que a la vejez viruelas, y es capaz de ofrecer una película de acción vibrante sin necesidad de complicarse la vida con un guión rebuscado, para simplemente mostrar un espectáculo cyberpunk contemporáneo mayúsculo. Quizá no sea una secuela al uso, ya que no sigue los acontecimientos de la anterior entrega y se sitúa en un punto indefinido de la saga, pero aún así merece un puesto de honor en este especial para que seáis testigos de que hasta puede haber cuartas partes buenas, e incluso mejores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!