viernes, 4 de septiembre de 2015

Una chica vuelve a casa sola de noche

Podríamos decir que estamos ante una película del oeste en la que una mujer vampiro es la sheriff del pueblo y que en lugar de capa y pistola utiliza túnica y colmillos. Rodada en blanco y negro para conseguir una ambientación más tenebrosa lo que nos encontramos son apenas seis actores cuyas vidas se cruzan y que, con pocas palabras y muchas imágenes, llegamos a conocer realmente bien. Su sencilla historia parece alargada debido a la lentitud con la que todo está relatado, lo que puede llegar a cansar a cierto tipo de público y encandilar a los amantes del cine más alternativo. 

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!