miércoles, 16 de octubre de 2013

Star Trek (2009) y Star Trek: En la oscuridad

Estupendo reinicio de la saga que fundamenta su éxito en una acertada elección de actores para interpretar a unos míticos personajes, encabezados por un brillante Zachary Quinto que cumple la difícil tarea de hacernos olvidar a Leonard Nimoy como Spock, aunque éste siga presente en ambas películas.

En la primera parte nos encontramos con una historia algo discreta pero que nos sirve de excusa para presentarnos a los que serán sus protagonistas y para dar una explicación al universo alternativo que se generará. A pesar de los deslumbramientos a los que nos somete continuamente, cumple las expectativas y es capaz de entretener y sorprender sin problemas en todo momento.

Siguiendo la estela marcada de la anterior, pero con una trama más adulta, en la segunda parte nos encontramos ante lo que podría ser un capítulo doble de la serie original pero con mayor presupuesto y mucho más espectacular. Se nota que los actores se han asentado en sus papeles y ahora la complicidad entre los personajes y los guiños a los fans son más evidentes además de deleitarnos con un villano digno de ser aprovechado en el futuro.

Una lástima que J.J. Abrams abandone este proyecto, ya que a pesar de su pasable dirección, ha conseguido lo más importante, captar el espíritu "trekkie".

Mi puntuación: 6/10 y 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!