jueves, 24 de octubre de 2013

Fast and Furious: Aún más rápido (A todo gas 4)

Con el estreno de la quinta parte en cines aproveché para ver la cuarta con la esperanza de que esta franquicia hubiera dado un salto de calidad. Y efectivamente el salto lo ha dado pero hacia el vacío gracias a un argumento cogido con pinzas y a unos actores que demuestran porque sólo trabajan en películas de este tipo. Lo peor de todo es que resulta increíble que una cinta de acción que gira en torno a persecuciones de coches llenas de malabarismos y  fantasmadas pueda llegar a aburrir tanto. Así que a pesar de estar ante uno de los peores largometrajes que he visto en años, mientras este saga siga teniendo éxito en taquilla tendremos más entregas año tras año.

Mi puntuación: 0/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!