domingo, 2 de junio de 2019

Metrópolis

Tildada de fascista por unos, y censurada por comunista por otros, en realidad estamos ante una obra magna de la ciencia ficción cuyo crítico mensaje sobre las diferencias sociales todavía prevalece hoy en día, y seguramente nunca caduque. Y no solo impacta en contenido, también lo hace visualmente con una espectacular escenografía llena de majestuosos decorados con miles de extras correteando entre futuristas e hipnóticos diseños, y unas exageradas interpretaciones características del cine mudo, que asombran por su versatilidad. Lo más increíble es que se rodara una superproducción de este calibre en mil novecientos veintisiete, haciendo uso de recursos fílmicos y argumentales que cambiaron la historia del cine, y que han servido de fuente de inspiración para infinidad de películas posteriores, algunas de ellas convertidas a su vez en obras maestras.

Mi puntuación: 9/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!