martes, 29 de diciembre de 2015

Techo y comida

Drama social que nos muestra las penurias de una familia para conservar dos de las necesidades más básicas, protagonizado por una Natalia de Molina quien destaca dentro un reparto que no raya al alto nivel interpretativo de ella y con diálogos difíciles de entender debido a un marcado acento andaluz. Además, resulta parca en muchos aspectos, empezando por la ausencia total de música, y sobre todo por el escaso trasfondo de su personaje femenino protagonista, que no nos permite ponernos en situación y empatizar tanto como cabría esperar, convirtiendo la cinta en una reivindicación genérica excesivamente fría. Un mensaje interesante y directo, enviado con convicción, pero que no cala todo lo deseado.

Mi puntuación: 5/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!