domingo, 11 de octubre de 2015

Turbo Kid

Canadá y Nueva Zelanda se han unido para producir este homenaje al cine casposo y violento de los ochenta cuya referencia más directa es sin lugar a dudas la saga Mad Max. Dado el limitado presupuesto, la escenografía del mundo postapocalíptico que vemos no está muy elaborada y es poco variada, pero se compensa con una marchosa banda sonora electrónica y personajes sumamente simpáticos. Una cosa hay que tener clara, la única pretensión de esta película es hacernos pasar un buen rato al más puro estilo retro y salpicarnos con chorros de sangre en cuanto tiene ocasión, lo cual ya es mucho. 

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!