lunes, 23 de julio de 2018

Mamma Mia: Una y otra vez

Sin una obra teatral detrás, y con la intención de aprovechar el éxito de su predecesora, volvemos a Grecia para conocer los orígenes del personaje interpretado por una Meryl Streep que en esta ocasión cede el protagonismo a sus dos compañeras más jóvenes de reparto, Amanda Seyfried y sobre todo a una deslumbrante Lily James. El resultado es más melodramático y menos distendido de lo esperado, con una forzada historia de superación y realización personal alargada en exceso. Además, en la primera parte pusieron toda la carne en el asador en lo que a canciones se refiere, así que la música que suena en esta secuela/precuela es menos conocida y pegadiza, y solamente cuando reciclan algunos temas la cosa se anima un poco hasta llegar a un radiante final que debería haber marcado la tónica de toda la película. En definitiva, si te gustó la anterior con esta también disfrutarás, aunque menos, pero si no fue así, ni lo intentes con esta segunda parte.

Mi puntuación: 3/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!