martes, 16 de octubre de 2018

An Evening with Beverly Luff Linn

Hay que tener algo muy claro antes de ver esta comedia, te tiene que gustar el tipo de humor del director y guionista Jim Hosking, lo cual no es el caso. Y es que la película parece un gag paródico que funcionaría, y tendría gracia, si durara un cuarto de hora, pero son más de cien minutos con actuaciones premeditadamente super sobreactuadas, un cúmulo de chistes escatológicos y situaciones absurdas que pueden llegar a provocar vergüenza ajena y que apenas consiguieron sonsacarnos una sonrisa en todo el metraje. Además, el hilo conductor que sirve como excusa no da juego, ya que básicamente se dedica a mantener los personajes encerrados en un hotel a la espera de que pase algo relevante, que llegado al momento, es tan decepcionante como el resto del largometraje.

Mi puntuación: 1/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!