martes, 23 de julio de 2019

Venganza bajo cero

Liam Neeson, tan carismático como siempre, es de nuevo un buen ciudadano que ante la pérdida de su hijo busca tomarse la justicia por su mano. A pesar de ser un remake, esta película tiene entidad propia y funciona bien durante la primera hora, con un ritmo sostenido, un malo relamido y contradictorio y una buena porción de un humor negro y tan frío como el invierno en el que transcurre, aunque al final decaiga un poco. Las escenas de acción están bien rodadas, en unos paisajes impresionantes y bien aprovechados, y la cinta resulta entretenida, aunque los personajes sean un poco esquemáticos y nos choque que exista tanta sangre fría, tanta falta de escrúpulos y tanta eficiencia en un ciudadano corriente convertido en justiciero.

Puntuación @cineEnCines: 6/10

*Hemos tenido el gusto de ver esta película en el Odeón Sambil, que ha instalado el modelo Samsung Onyx de pantalla de 10,2 por 5,4, con tecnología LED. Su luminosidad, que emana de la pantalla, es 10 veces superior a la que se consigue a través de la proyección y los negros son intensos al no tener ningún reflejo desde el proyector. La experiencia es sorprendente, luces, negros y colores de una intensidad sorprendente, acompañados de un sonido envolvente. La experiencia puede compararse a ver el mundo a plena luz en un día excepcionalmente claro, con todo detalle, y realmente impresiona cuando comienza la película. Posiblemente estamos ante la tecnología del futuro del cine, y es un gusto poder gozarla desde ya.


lunes, 22 de julio de 2019

La mirada de Orson Welles

En realidad, se trata de la mirada de Mark Cousins, director y crítico de cine, sobre la mirada de Orson Welles, un documento extremadamente personal de un enamorado del cine que busca en la vida personal y la obra plástica de Orson Welles claves para comprender e iluminar su labor como director de cine. Con su dicción exquisita, una erudición profunda y una pasión innegable, se va construyendo una obra magnífica, a veces al borde de lo barroco, es cierto, pero siempre fascinante, sobre uno de los grandes creadores del siglo veinte. Es un ejercicio intenso de historia del arte y cinefilia, para disfrutar despacio y con gusto, y que merece más de un visionado.

Puntuación @cineEnCines: 8/10


domingo, 21 de julio de 2019

El hombre que sabía demasiado (1956)

En 1956 el inconmensurable Alfred Hitchcock optó por reversionar una película de su propia filmografía realizada en 1934 con el mismo título. Cambió escenarios y algo de la trama pero en lo básico era la misma historia. En esta ocasión contó con la inestimable presencia de uno de sus actores predilectos, un siempre impecable James Stewart, y una descolocada pero sorprendentemente acertada Doris Day, que además aportó su talento como cantante para popularizar una balada ganadora, a su vez, del Oscar a la mejor canción. El macguffin una vez más carecía de importancia, esta vez era el intento de asesinato de un vip; lo vital era el suspense y la forma de llevarlo a la pantalla. En este aspecto el realizador británico era imbatible logrando mantener al espectador con el corazón en un puño de principio a fin. Pero la eficacia del genio no se quedaba ahí, también salpicaba el guion con ese humor socarrón tan propio que lograba mejorar aún más cuando pasaba a ser de color negro, sano y caústico al mismo tiempo.

No es la mejor película del genio londinense, Vértigo, Psicosis o "Los pájaros", entre otras, la superan claramente, pero lo que para Mr. Alfred es una labor notable para otros directores menos talentosos habría sido una obra maestra, el culmen de una carrera. Podríamos extendernos largamente sobre todos los aspectos del film en cuestión, pero bastará con afirmar categóricamente que todo amante del séptimo arte debe visionar, y disfrutar si dispone de un mínimo criterio, de esta cinta clásica y por obligatoria añadidura de toda la excelencia de la larga trayectoria de Sir Alfred Hitchcock.

Puntuación @tomgut65: 8/10


sábado, 20 de julio de 2019

Killing Eve (2ª Temporada)

Todo sigue igual en forma y dinámicas narrativas, pero aún así la evolución es continua en esta segunda temporada gracias a la relación de amor y odio de sus dos protagonistas que sigue en una línea ascendente de locura sin sentido. Da igual que introduzcan nuevos personajes enigmáticos o igual de perturbados, la chispa de la serie la siguen poniendo Eve y Villanelle, y mientras siga encendida no dejaremos de verla aunque nos intenten enganchar con giros y recursos similares ya usados en la anterior entrega.

Al final y al cabo lo que queremos casi siempre cuando vemos una serie es pasar un buen rato, y "Killing Eve" lo consigue sobradamente con episodios ligeros de duración en los que pasa de todo, liquidando la temporada en solo ocho capítulos que no dan margen al agotamiento. Además, nos deja de nuevo un cliffhanger final para asegurar de este modo nuestra fidelidad de cara al futuro.

Mi puntuación: 6/10


viernes, 19 de julio de 2019

El rey león (2019)

En su afán de exprimir la nostalgia para hacer taquilla, y con la excusa de hacer adaptaciones en acción real, Disney no deja que sus clásicos descansen tranquilamente, y en esta ocasión tienen menos justificación de lo habitual. En primer lugar por que, a diferencia de otros remakes donde se han introducido personajes de carne y hueso, aquí nos encontramos con una versión que simplemente usa un tipo de animación distinta a la original, eso sí, super realista y soberbia visualmente, ya que parece que estemos viendo los animales de verdad. Este nivel de hiperrealismo, lógicamente le quita casi toda la expresividad a sus caras, y pasa factura a la hora de transmitirnos la emoción exigida, tanto en los momentos festivo musicales como en los más dramáticos.

Y precisamente en las canciones también flojea la cosa, ya que con la intención de que no quede ridículo que canten un montón de fieras, los colores marcados, las coreografías fantasiosas y la magia en sí mismo prácticamente han desaparecido. Por suerte la épica sí que se ha trabajado, y está presente en varios momentos, aunque en menor medida. Lo que no ha cambiado en nada, salvo por detalles irrelevantes, es la historia, cuyo desarrollo, e incluso muchos diálogos, son calcados a la de 1994. En resumen, la auto-adaptación más intrascendente y conformista de Disney que no tiene motivos sólidos o diferenciadores suficientes como para ser vista en lugar de la original de toda la vida.

Mi puntuación: 5/10



jueves, 18 de julio de 2019

Avance de los que nos deparará Sitges 2019

Faltan menos de tres meses para el 3 de octubre y la 52ª edición del Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya ya avanza a toda velocidad. Más de 40 títulos conforman este primer avance de programación, que incluye las últimas novedades del cine de género internacional, catalán y español –con una atención especial a las películas dirigidas por mujeres– y se enmarca en los paisajes post-apocalípticos de Mad Max (George Miller, 1979) que celebra su 40 aniversario en Sitges 2019.


Sam Neill –el actor neozelandés reconocido mundialmente por cintas inolvidables del fantástico como La posesión (Andrzej Zulawski, 1981), La caza del Octubre Rojo (John McTiernan, 1990), Parque Jurásico (Steven Spielberg, 1993) o En la boca del miedo (John Carpenter, 1994)– recibirá en Sitges 2019 el Gran Premio Honorífico. En una larga trayectoria que se inició en el año 1977 con Perros de presa, de Roger Donaldson, Neill ha participado en más de 75 películas y más de 45 producciones para la televisión. Otros títulos imprescindibles de su filmografía son El piano (Jane Campion, 1993), El hombre bicentenario (Chris Columbus, 1999) o las series Peaky Blinders, Alcatraz o Los Tudor.


Al agua gambas

Esta obra cuenta con varias bazas que la hacen atractiva y refrescante. En primer lugar la lengua afilada de sus protagonistas, en diálogos escritos con esmero y entregados con convicción. En segundo, la galería de personajes, desde el padre de familia abnegado hasta el más promiscuo de los solteros, pasando por el hombre de éxito y el madurito nostálgico, dibujados con pocos, pero certeros trazos, una diversidad que puede hacer más por la normalización de la homosexualidad que cualquier discurso al uso. Y por último, una banda sonora bien elegida y oportuna, con números musicales que suben el ánimo. En resumen, una comedia francesa divertida y fresca, para pasar una buena tarde de verano.

Puntuación @cineEnCines: 7/10


miércoles, 17 de julio de 2019

Entendiendo a Ingmar Bergman

Margarethe von Trotta dirige un documental lleno de admiración por el director de cine, al tiempo que investiga en su persona, sus películas y su proceso creativo, también en las facetas menos conocidas, y no todas positivas. Se dibuja a Bergman como un niño eterno, curioso y lleno de vida, en una tensión entre su formación estricta y protestante y su ansia de libertad, convirtiendo contradicciones, obsesiones y carencias en motores de creación. Es un documento lleno de interés tanto para los amantes de Bergman como aquellos que no lo sean, pero quieran iniciarse en su vida y obra, porque es al tiempo rico y accesible, formativo y entretenido.

Puntuación @cineEnCines: 8/10