domingo, 29 de septiembre de 2019

Rambo: Last Blood

Quinta, y supuestamente última entrega de esta franquicia de acción que arrancó hace treinta y siete años con Acorralado, y que se despide de un modo un tanto decepcionante. Como era de esperar, la historia es lo de menos, solo es una excusa para desatar la violencia, en este caso extrema y explícita cuando tiene lugar, aunque también escasa. Las actuaciones mexicanas de españoles son pasables y Stallone hace lo que sabe dentro de sus limitaciones. El mayor problema reside en un montaje confuso con saltos y cortes inexplicables, y una realización digna de cintas de Serie B que al menos se condensa en poco menos de cien minutos que no se hacen demasiado cuesta arriba.

Mi puntuación: 4/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!