jueves, 9 de julio de 2015

Terminator 2: el juicio final

El mejor ejemplo, casi de forma unánime entre público y crítica, de que segundas partes pueden ser buenas, e incluso mejores. Cogiendo una estructura parecida a la primera, pero llevándola a un nivel superior, asistimos a un espectáculo en el que la ciencia ficción se vuelve épica y la acción espectacular y trepidante. Pero no sólo eso, los actores se fusionan a la perfección con unos personajes que cobran vida y que gozan de un trasfondo magistralmente desarrollado, con un Schwarzenegger que trasciende su papel de impasible cyborg para conmovernos en numerosas escenas. Y si además la disfrutas por primera vez con la edad de John Connor y te imaginas teniendo tu propio terminator, la consecuencia es un amor eterno por esta película donde la palabra "volveré" cobra todo su sentido la vigésima vez que la ves.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!