miércoles, 29 de julio de 2015

Misión: Imposible

La primera entrega de esta millonaria franquicia contó con un director de categoría poco acostumbrado a este tipo de producciones pero que supo combinar con maestría el entretenimiento y la seriedad necesarias para conseguir una trepidante cinta de espías. Los giros de guión y sus personajes ambiguos marean al espectador y lo introducen en la piel de Tom Cruise, quien interpreta a un Ethan Hunt siempre al borde de no conseguir lo imposible. En la época en la que se realizó no era necesario que las películas durarán más de dos horas y media, sólo hacían falta tres secuencias centrales, un reparto sólido y una gota de sudor para ponernos en tensión y atraparnos durante cien minutos.




2 comentarios:

  1. Me gustó mucho y de hecho la he visto muchas veces. Son de esas pelis que no te cansas de ver.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa igual, pasan muchas cosas y en poco rato y se ven en un suspiro, sea mala o no consigue su objetivo. Un saludo y gracias por comentar ;)

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!