martes, 28 de julio de 2015

La caza

Una acusación que genera una duda y todo se viene abajo de forma irremediable. Este es el planteamiento de una película cuyos acontecimientos se precipitan de un modo demasiado apresurado pero que consigue involucrarte de forma eficaz tanto en el bando acusado como acusador. En otras circunstancias una historia de este tipo sería carne de telefilme si no estuviera encabezada por un enorme actor como Mads Mikkelsen, quien sabe como transmitir su impotencia y sufrimiento, todo ello enmarcado en una atmósfera verdaderamente agobiante. Un acurado estudio del comportamiento humano que plantea controvertidos dilemas morales.

Mi puntuación: 7/10




4 comentarios:

  1. Ver como una desafección, como no ser correspondido en tu planteamiento, no entender que las cosas de los pequeños no se han de mezclar con las de los adultos, lleva irremediablemente al fracaso, y lo que haces como un juego de tu imaginación, una mentirijilla inocente, lleva a hundir la vida de quien recibe esa mentira.
    Y lo que muchas veces es peor, hay cosas que no se olvidan.
    7/10

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como te he comentado por Facebook buen análisis de las consecuencias de no hacer las cosas como es debido y hacer pagar a justos por pecadores. Saludos!

      Eliminar
  2. Hola!
    Buena crítica! Impresionante film que me dejó sin palabras.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La película te deja mal cuerpo, es todo un logro. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!