viernes, 19 de junio de 2015

Life may be

Mediante cartas el director Mark Cousins y la artista multidisciplinar persa Mania Akbari debaten la vida, la enfermedad y la muerte, el arte y su creación, pero ante todo la situación de la mujer en un régimen totalitario y fundamentalista como el existente en Irán. Los larguísimos monólogos, poéticamente recargados, no son nada fáciles de asimilar y las imágenes, casi siempre encuadres estáticos de paisajes y fotografías, no ayudan mucho a pasar el trago. El tono monocorde de las voces, por profundas que sean las palabras, invitan al sopor y obligan al espectador a revolverse en la butaca para no dar cabezadas. Temas apasionantes tratados de este modo provocan aburrimiento, una pena.

Puntuación @tomgut65: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!