miércoles, 3 de julio de 2019

Godzilla: Rey de los monstruos

La anterior Godzilla de dos mil catorce nos dejó con ganas de más acción, y esta secuela viene a compensar ese deseo, ya que desde el primer instante nos deleitan con titánicas peleas entre monstruos, que paulatinamente van aumentando en espectacularidad hasta culminar en un final apoteósico a nivel visual y destructivo. Como siempre tenemos una trama con drama familiar de fondo que aporta poco, y ni falta que hace, ya que en este tipo de cine palomitero lo que se busca no es un guión coherente, si no entretenimiento a raudales, y os podemos garantizar que eso lo consigue con colosales creces. El MonsterVerse se consolida a pasos agigantados dejándonos con muchas ganas de ver lo siguiente que nos tienen preparados

Además, tuvimos la suerte de disfrutarla en la sala 4DX de los Cines Filmax Gran Vía, con movimiento y vibración en las butacas, y efectos sincronizados con la acción del largometraje que abarcan hasta cuatro sentidos: calor cuando hay fuego, agua cuando llueve, olor a quemado e incluso rayos, junto a muchos otros. Un añadido que aumentó la diversión, y que supuso una inmersión total en la película convirtiéndose en una experiencia que hay que probar al menos una vez, y cuando lo hagas seguro que querrás repetir como haremos nosotros, quizás con esta misma película.

Mi puntuación: 7/10

Todas las mini críticas del MonsterVerse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!