jueves, 7 de abril de 2016

La momia: La tumba del emperador Dragón

Por tercera vez una malvada momia revive para dominar el mundo, y nada menos que en la lejana China. Ahora dirige el impersonal Rob Cohen como simple coordinador de unos fuegos de artificio aumentados gracias a un crecido presupuesto. Más dinero pero las mismas ideas, no hace falta cambiar lo que funciona en taquilla, para explotar un filón que muestra claros signos de agotamiento. No aburre, eso es cierto, pero no desprende el encanto de las dos primeras entregas, en cambio reincide en las mismas carencias. En fin, tres cadáveres resecos ya son suficientes para nosotros.

Puntuación @tomgut65: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!