lunes, 29 de junio de 2015

Videofilia (y otros síndromes virales)

Un virus que se expande y que lo contamina todo, empezando por una juventud sin rumbo definido y acabando por la película que estamos viendo, la cual hace uso de los mismos vicios que critica para acabar naufragando en su propio mensaje. A esto hay que sumarle una serie de escenas que sólo buscan impactar e incomodar al espectador por la vía fácil y unas interpretaciones erráticas y mal vocalizadas que ponen de los nervios en demasiadas ocasiones. Es posible que el modo en que se ha realizado este largometraje cumpla su objetivo, pero muy pocos apreciarán su propuesta tan retorcida.

Mi puntuación: 3/10


2 comentarios:

  1. Vaya, pues era una de mis pendientes que más ganas tenía de ver... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya me lo veía venir por lo que había leído y cumple las bajas expectativas. Quizás si la pruebas te acabe gustando, aunque no se yo... Ya dirás ;)

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!