miércoles, 1 de julio de 2015

40 Days of Silence

El silencio, al que se aferra la protagonista para expiar no sabemos qué, no es precisamente la tónica general de este drama psicológico de Uzbekistán, sí no que es el sonido, excepcionalmente elaborado, quien cobra el mayor protagonismo. Pero esto no es suficiente para que el espectador se adentre en la crónica sobre la travesía del desierto de una joven en una sociedad furiosamente patriarcal como en la que ha de vivir. Faltan diálogos, casi inexistentes, y una mayor entidad de los secundarios para que podamos entender bien el padecimiento y la posterior aceptación del destino que finalmente parece asumir la mujer.

Puntuación @tomgut65: 4/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!