jueves, 25 de febrero de 2021

Regreso al futuro

He visto muchas veces esta película, y desde muy pequeño había algo que no me cuadraba cuando ni siquiera la entendía del todo, y pese a ser admirada e idolatrada por tantísimas personas y convertirse en un ícono del cine ochentero que tanto me gusta, nunca ha estado entre mis favoritas, incluso siendo un apasionado de los viajes en el tiempo cinematográficos. Y quizás sea por eso mismo, ya que me puedo creer, y me encantan, las historias cuyas líneas temporales son inmutables estilo Doce monos, paralelas tipo Dragon Ball o cíclicas como en Atrapado en el tiempo. Pero eso de que se modifique sobre la marcha lo que haces en el pasado reescribiendo el presente me chirría muchísimo, y genera tantas incoherencias (foto que desaparece, acontecimientos nimios que no se alteran, personalidades volubles...) que supera mi límite de permisividad de licencias narrativas.

Ahora bien, superada esta manía tan personal, debo decir que al menos esta primera entrega de la trilogía, al igual que la tercera, me resulta sumamente entretenida, y si pasamos por alto los prejuicios machistas y racistas de la época en la que se rodó y en la que está ambientada, es innegable que goza de una chispa única, empezando por unos personajes muy bien caricaturizados y definidos, seguido de una banda sonora original sublime y de una originalidad argumental refrescante como pocas. En definitiva, una desenfada comedia de ciencia ficción que apela doblemente a la nostalgia: la de los cincuenta donde se desarrolla la acción, y la que más echamos de menos, la de los ochenta cuando se estrenó en cines.

Mi puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!