domingo, 5 de abril de 2020

Project X

Un requisito indispensable para sacarle todo el partido a esta película y disfrutarla mínimamente es verla en las mismas condiciones que sus protagonistas, es decir, borracho hasta la médula, o quizás habiendo tomado algo más fuerte, y lo más importante, entre amigos para hacer todo el cachondeo posible. Si no cumples nada de esto, lo que queda es otro subproducto más que utiliza la excusa de la cámara en mano para sacar, de algo mediocre, el mayor rendimiento económico posible con un presupuesto escaso. Esto explica la nula inversión en guionistas que capaces de darle un mínimo de coherencia al desarrollo de acontecimientos de un supuesto fiestón que acaba culminando en una horrible, previsible y facilona resolución.

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!