domingo, 19 de abril de 2020

Géminis

Película menospreciada y vilipendiada, ni siquiera el prestigio de su director, Ang Lee, atenuó las críticas negativas que le llovieron. Es indiscutible que su guion es más simple que el mecanismo de un botijo y de nula singularidad -clones ya hay a patadas en el cine-, pero no merece tanto desprecio. Se presentó en sociedad como novedad técnica, alta velocidad de imágenes y demás, lo que pudo ser un lastre demasiado pesado ante ciertos opinadores elementalistas, unas vertientes tecnológicas que carecen de importancia si aparece algo de chicha disfrutable: lustrosas escenas de acción, moderados conflictos paternofiliales y absoluta falta de fatuas pretensiones que convierten a la cinta en un divertimento muy liviano y con cierto encanto friqui. Entretenimiento puro y simple, no hay que ir más allá.

Puntuación @tomgut65: 5/10



2 comentarios:

  1. Me pareció muy normal, nada destacable... el CGI del final está infumable. Me gustó más Bad Boys for Life. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel, la verdad que nos gustó más esta que Bad Boys for life, pero vaya, las dos son flojas, Will debería elegir mejor sus proyectos jeje Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!