sábado, 18 de abril de 2020

The New Pope (Miniserie)

Expectativas altísimas después de la perfección conseguida en The Young Pope, donde el estilo y la narración se daban de una mano que en esta secuela se ha soltado para quedarse solamente en un ejercicio visual, muy impactante todo sea dicho, cuyo contenido es presuntuoso, alargado y en muchos momentos, carente de sentido. En esta ocasión han querido desarrollar subtramas de personajes secundarios que poco tenían que ver con la historia principal, y que además eran gratuitamente retorcidas, dejando de lado lo realmente interesante, sus protagonistas papales.

Y es que a pesar de que Jude Law figure como estrella de la función, en realidad apenas disfrutamos de él, y cuando finalmente hace acto de presencia, es cuando la serie mejora exponencialmente, compensando muchas de las locuras vistas a lo largo de nueve capítulos, y dando un mínimo de coherencia a algunas, que no todas, las situaciones descabaelladas que habíamos presenciado. Al final parece que todo queda bastante atado, no dejando margen a otra continuación, pero en palabras de su creador, director y guionista, Paolo Sorrentino, existe la posibilidad, si Dios y la HBO quieren, de que presenciemos una precuela. 

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!