viernes, 21 de diciembre de 2018

Bumblebee

Cinco entregas de Transformers, tres de ellas muy prescindibles, han hecho falta para que se dieran cuenta de que la fórmula estaba agotada, y agotaba. Así que para reorientar la saga han hecho de esta precuela una comedia adolescente con mucha menos acción de lo habitual, y que apela a la nostalgia ochentera, tanto en ambientación con una rockera banda sonora de la época, como por su ingenuo argumento cargado de amistad, amor y superación estilo Cortocircuito, aunque un tanto predecible e impostado todo sea dicho. Pero lo mejor de todo es que dura menos de dos horas, algo inaudito y necesario en la franquicia, haciendo que todo fluya más fácilmente, buscando la sencillez mediante situaciones desarrolladas con unos deslumbrantes efectos especiales que por fin están al servicio de la historia, y no al revés. En definitiva, la mejor parte después de la primera.  

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!