lunes, 2 de noviembre de 2015

Las brujas de Zugarramurdi

Tal y como constataron los Premios Goya 2014 lo más destacable de esta comedia de terror son sus aspectos técnicos, con un elaborado diseño artístico, tanto de escenarios como de vestuario, que consiguen situar al espectador de forma convincente en un contexto tan perturbador como disparatado. Esta sobrecargada ambientación contagia a un caótico argumento que pierde el control abusando de lo absurdo y que hubiera funcionado mejor con algún recorte en la sala de montaje para hacer la experiencia más amena. Lo mejor es su interminable reparto que lo hace de fábula en una película llena de mucha acción, bastantes risas y algún que otro susto. 

Mi puntuación: 5/10


4 comentarios:

  1. El problema es que en el desenlace pierde el rumbo, le pasa como a Balada triste de trompeta, parece no saber como terminar la película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual, las dos películas cogen un camino tan alocado que para mantener el nivel al final se vuelven demasiado extrañas.

      Eliminar
  2. Coincido totalmente con vosotros.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que tienes buen gusto cinéfilo jeje Es broma, mucha gente comparte nuestra opinión de que tiene buen inicio, pero se vuelve muy rara hacia el final. Incluso hay muchos que la ponen incluso peor :S ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!