domingo, 29 de noviembre de 2015

Bloody Knuckles

Enmascarada como una comedia de miedo, esta película es un cántico a la libertad de expresión a cualquier precio, un tema muy actual que aborda de un modo frívolo pero con bastante gracia. La mano amputada del póster brinda los momentos más sangrientos y divertidos, aunque no goza de tanto protagonismo como cabría esperar, y desear, repartiéndose los minutos con unos personajes enteramente humanos algo extravagantes. Sencilla en apariencia, y con un mínimo mensaje de fondo, su enérgico ritmo unido a su corta duración, la convierten en una distracción a la que se le puede echar la zarpa sin temor. 

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!