jueves, 1 de octubre de 2015

Irrational Man

La filosofía teórica llevada a la práctica y la dualidad moral son los temas de base del nuevo trabajo de un Woody Allen que no arriesga, repitiendo una fórmula narrativa que nos resultará familiar. La trama tiene pinceladas de varios géneros, alternando entre la comedia, el drama y el suspense, desarrollándose con parsimonia, y captando el interés justo sin sobresaltos ni sorpresas. Ciertas actitudes de los personajes pueden parecer extrañas, aunque se intentan justificar mediante las narraciones en off de su pareja protagonista, quienes copan el noventa por ciento de los minutos en pantalla brindando unas actuaciones convincentes. En resumen, se deja ver con facilidad sin destacar especialmente en ningún aspecto.

Mi puntuación: 5/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!