martes, 29 de septiembre de 2015

Ahí os quedáis

Una familia disfuncional con diversos problemas de índole sexual, se reúne durante una semana con motivo de la muerte del padre, provocando toda clase de conflictos que desencadenan un gran número de gags con poca gracia y una resolución que no sorprenderá a nadie. La mayor parte de los actores se desenvuelve cómodamente interpretando sus roles habituales, aunque no acaban de encontrar su sitio cuando la cosa se va poniendo seria. Siguiendo los cánones de las comedias de reencuentros de toda la vida, no llega a provocar ni las suficientes risas o lágrimas como para sacarnos del territorio de la indiferencia.

Mi puntuación: 4/10


2 comentarios:

  1. Una pena la verdad. Es cierto que en algunos momentos la historia está desaprovechada, pero al contrario que a ti, a mi me pareció una cinta entretenida y amena que para echarle el ojo una vez no está mal. El problema quizás es que la cosa se queda a la deriva entre la comedia y el drama... quizás si se hubieran centrado más en uno de los dos bandos les hubiera salido algo mejor.

    Un saludo!! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso opino yo, los trozos de comedia funcionan, pero hay ciertos actores que cojean en el drama y la historia tiene momentos que me dieron un poco de vergüenza ajena. Pero cmo dices se deja ver, una vez y no más por eso jeje Saludos y muchas gracias por tus comentarios :D

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!