viernes, 6 de febrero de 2015

Tusk

Una idea que surgió en un podcast de broma del director Kevin Smith se acabó convirtiendo en esta película que se mueve con demasiados altibajos entre el terror y el humor negro. El eje central que gira alrededor de la conversión de hombre a morsa sin duda es terrorífico y ofrece las mejores partes, el problema es todo lo demás, con un Johnny Depp interpretando un personaje ridículo que no aporta nada, unos insulsos secundarios sin pizca de carisma y lo peor de todo, una serie de flashbacks realmente cutres que cortan el ritmo y malogran una tétrica atmósfera que podría haber dado mucho más juego.

Mi puntuación: 4/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!