martes, 12 de noviembre de 2019

Gwen

La escasa información previa sobre esta pequeña producción británica puede llevar a encuadrarla en el fantástico, o directamente en el terror, pero no van por ahí los tiros en absoluto. Lo que se propone es una cinta realista, sombría y muy dura sobre la situación de la clase trabajadora galesa en plena Revolución Industrial. Juega al misterio y la intriga, si, pero se queda a medio camino en esos aspectos sin llegar tampoco a centrarse con todas las consecuencias en la crítica social. Muy bien interpretada, sobre todo por la joven actriz Eleanor Whorthington-Cox, y con una espléndida fotografía que envuelve a la película en un halo siniestro, le perjudica esa indecisión sobre el terreno que quiere pisar. Aún así, merece la pena.

Puntuación @tomgut65: 5/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!