miércoles, 25 de abril de 2018

Borg McEnroe. La película

Uno de los mejores partidos de la historia del tenis, que fue la final de Wimbledon de 1980, sirve para acercarnos a dos de las figuras más importantes de este deporte. Mientras asistimos a los preparativos previos de este gran evento, y al modo en que se desarrolló, se alternan frecuentemente breves flashbacks en los que descubrimos retazos de como se forjó cada tenista, aunque sin profundizar demasiado. Esto no sería posible sin una buena caracterización y mejores interpretaciones de estos contrapuestos deportistas que reinventaron las reglas del juego en una película que hará las delicias de los aficionados a la raqueta pero que también consigue captar el interés del resto de espectadores.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!